Corea del Norte preocupa

Archivo / Referencial

Después de ver el nuevo y desgarrador video que invade las redes sociales de una niña de Corea del Norte relatando su historia, hay que decir algo, de manifestar esos sentimientos encontrados y esa incomprensión -y, por qué no decirlo, decepción-, frente a la pasividad de la ONU y el resto del mundo ante el trasfondo que ello encierra.

El régimen Corea del Norte tiene sometido a una población que no tiene acceso al pensamiento, a internet, o a la televisión; ahí se ejecutan personas por hacer una llamada internacional, o por ver una película de Hollywood, no se puede escoger cómo vestirse, ni qué leer, porque simplemente no hay libros, películas, ni historias de amor.

Los que buscan libertad y llegan a China –hoy con más de 300.000 refugiados-, son sometidos a trabajar por nada, con el temor constante de ser repatriados a la muerte y se encuentran por ende inmersos en la esclavitud moderna. El 70% de las mujeres y niñas de ese grupo son impunemente abusadas.

Corea del Norte hace una prueba nuclear, en las narices del mundo y provoca un terremoto, pero nadie le dice nada al “señor aquél”. Abiertamente se ven ejecuciones salvajes y no se escucha una sola voz de protesta, ni si quiera en modo anónimo. Los de Corea del Sur, “bien gracias”.

Daniel Wizenberg, , describe esa realidad así: Nadie se queja ni lo puede hacer en ese país. Los que viven dentro desconocen qué sucede afuera y tienen interiorizado que viven en el paraíso; los que viven fuera desconocen qué sucede adentro y tienen interiorizado que se trata del infierno. . Allí No hay clases sociales pero si tipos de personas: Los leales. Luego vienen Los vacilantes, es decir, los familiares de los traidores o aquellos sobre los que el Gobierno no tiene confirmada su lealtad. Y por último están Los traidores: estos últimos denuncia Human Rights Watch viven en campos de concentración.

A ese pueblo increíblemente, le nace una esperanza, llamada TRUMP, quien ya ha dejado colar algunos mensajes en relación a ese “sistema”. Por lo pronto hay que gritar por ellos, que extraño que, CNN, no se interesara, ¿no será porque aquello no les genera dividendos económicos?, moralmente si que les puede ayudar y lo necesitan. Lastima de ese pueblo.