Comer uñas genera grandes riesgos para la salud

Comer uñas es un mal hábito muy común entre las personas, tanto así que no se le da en muchas ocasiones la importancia que se le debe dar, obviando los riesgos que puede generar para la salud del individuo

La onicofagia, como es conocido este hábito, puede causar daños internos y externos en la persona que lo sufre. 

(Lea también: Elimina la irritación después de depilarte)

Uno de los daños más comunes es la paroniquia, una infección que causa enrojecimiento, inflamación y pus en la zona alrededor de la uña. 

También puede interferir en la oclusión dental (forma en que los dientes se cierran) ya que puede causar deformación de los mismos. 

Es lógico también señalar, que introducir las manos sucias a la boca le da entrada a bacterias que pueden causar afecciones importantes en el cuerpo.