Clinton gana última primaria demócrata y se reúne con Sanders

EFE

Hillary Clinton ganó este martes la última primaria del Partido Demócrata en Washington y se reunió con su rival Bernie Sanders, en momentos en que Estados Unidos enfrenta las secuelas del peor atentado en su territorio desde el 11 de septiembre de 2001.

Según las cadenas CNN y NBC, Clinton ganó en la capital federal con cerca de 80% de los votos.

Tras el resultado, Clinton y Sanders se reunieron en un hotel de Washington "y tuvieron una discusión positiva sobre sus respectivas campañas, sobre la unificación del partido y la peligrosa amenaza que supone Donald Trump para nuestra nación", dijo un comunicado de la campaña de Clinton.

"Tuvieron una discusión positiva sobre la mejor manera de atraer a más gente en el proceso político" y sobre la amenaza planteada por Trump, dijo por su lado Michael Briggs, portavoz de Sanders.

Unidad bajo condiciones

Sanders hasta ahora se ha negado a abandonar la carrera contra Clinton, pero adoptó un tono más conciliador la semana pasada al prometer "trabajar" con la exprimera dama para vencer a Trump en noviembre.

Sanders intentará influir en la plataforma electoral demócrata antes de la convención partidaria, a finales de julio en Filadelfia, en la que se designará oficialmente a Clinton como candidata a la presidencia.

Este martes Sanders retomó su llamado a una reforma de las primarias demócratas y a la elaboración de un programa partidista progresista, señalando que "era tiempo ya de lanzar una transformación fundamental del partido".

"Debemos en la convención aprobar el programa más progresista que jamás haya aprobado el partido Demócrata", dijo. Sus condiciones podrían incluir la prohibición de la fractura hidráulica (frácking, usada para extraer petróleo) o el aumento del salario mínimo a 15 dólares la hora (Clinton propone 12).

El senador también llamó a eliminar la figura de los "superdelegados", los funcionarios electos y figuras del partido Demócrata que pueden votar en la convención sin estar obligados a seguir los resultados de las primarias. La mayoría apoya a Clinton, lo que Sanders considera antidemocrático.

El presidente Barack Obama anunció su respaldo a Clinton la semana pasada, luego de una reunión con Sanders en la Casa Blanca, y debía realizar un primer mitin conjunto con la candidata el miércoles, pero fue suspendido tras el atentado.