Científicos sostienen que las obsesiones tiene su origen en la genética

Un equipo internacional de Científicos del Broad Institute of MIT and Harvard en conjunto con otras instituciones determinado que la obsesión puede ser producto de la genética, tras la evidencia de cuatro genes que pueden vincularse con el trastorno obsesivo compulsivo ( TOC).

El estudio publicado por la revista Nature Communications, los expertos califican su enfoque para aislar los genes vinculados a este trastorno de ansiedad y encontraron un resultado.

Es trastorno obsesivo-compulsivo es muy común, pues según la historia Charles Dickens o Marcel Proust y se dicen que Nikola Tesla y Charles Darwin también lo padecían. Se trata de una dolencia psiquiátrica caracterizada por pensamientos recurrentes y persistentes, que provocan miedo, inquietud, aprensión o preocupación, y conductas repetitivas denominadas compulsiones, para mitigar dicha ansiedad.

No existe ninguna cura para la enfermedad, aunque estudios recientes han demostrado que, en algunos casos, el uso de medicamentos que aumentan los niveles de serotonina puede ayudar.

Otras investigaciones señalan que el TOC es una afección hereditaria y en este aspecto se centraron los científicos del actual estudio encontrando los genes que probablemente causen el trastorno.

(Lea también: La depresión aumenta las posibilidades de muerte a temprana edad)

El estudio consistió en obtener primero muestras genéticas de 592 personas diagnosticadas con TOC y 560 personas sanas, como grupo de control. También se incluyeron muestras genéticas de perros que sufren la forma canina de este trastorno.

Es un hallazgo considerable, ya que el cuerpo estriado del cerebro desempeña un papel clave en el aprendizaje y también en la transmisión de mensajes del tálamo a la corteza cerebral.

Uno de los genes identificados (concretamente el gen HTR2A) codifica un receptor de serotonina, un neurotransmisor vinculado al desarrollo de ciertos trastornos como la ansiedad, el estrés, ciertas fobias y la depresión.

Este desequilibrio en la regulación serotoninérgica del trastorno obsesivo-compulsivo podría explicar los beneficios obtenidos en el 60% de los pacientes que han sido tratados con antidepresivos (pues el fármaco incrementa los niveles de serotonina en el organismo).


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.