¿Cerveza para la cabeza? El elixir que necesitas para tu pelo, piel y más

Referencial

La bebida más popular del mundo ¡también es la que más beneficios tiene! Y es que gracias a ser rica en minerales, vitamina A, C y E, este líquido se convierte en todo un elixir para la piel y pelo si se aplica en vez de tomarlo, claro está. ¿Lo dudas? Entonces prueba los siguientes remedios caseros y verás un cambio en tu apariencia de inmediato.

Pelo suave y brillante

Tal vez la mascarilla más fácil y rápida de hacer es mezclar la mitad de acondicionador con la mitad de cerveza. Aplica en tus puntas y deja actuar de 10 a 15 minutos. 

Realiza esta rutina dos veces a la semana y no sólo lograrás un pelo sedoso, pues también lo fortalecerás y aumentarás el crecimiento folicular para evitar su caída.Puedes agregar aloe vera a la ecuación para lograr un mejor resultado.

¡Cabellera de impacto! 

Si tienes el pelo lacio o sin vida, entonces mezcla una taza de agua con dos o tres cucharadas de cerveza. Vacía en una botellita con difusor y rocía en el pelo mojado. ¡Tendrás una cabellera voluminosa y brillante!

Adiós a las arrugas

Aunque podría sonar como un método muy extraño, los componentes de la cerveza ayudan a disminuir los signos de expresión, además de tensar la piel, evitando así la flacidez. Sólo combina con el jugo de un limón –que también ayuda a disminuir manchas- y un poco de agua de rosas. Aplica esta mezcla dos veces a la semana, dejando reposar durante 10 minutos, y enjuaga.

Cerveza para las impurezas

Siendo rica en vitamina A y E, la cerveza es una buena opción para eliminar los poros negros y granitos. Lo único que debes hacer es mezclar una clara de huevo con media cucharada de cerveza. Aplica dando un suave masaje y deja reposar durante 15 minutos. ¡Tu rostro incluso se verá más suave y con vida!

Para exfoliar tu piel

Tanto la cerveza como la fresa tienen altas cantidades de vitamina C y ácido fólico, los cuales ayudan a la regeneración celular. Haz un exfoliante con estos dos ingredientes de cocina, aplastando dos fresas para después mezclarlas con una cucharada de cerveza. Aplica en tu cara con movimientos circulares durante 5 minutos y enjuaga. También la puedes usar en la parte de tu cuerpo que desees hidratar.