Carmen Julia: El teatro se volvió obligación al ser una única fuente de trabajo

GV

La primera actriz Carmen Julia Álvarez reflexionó sobre la actualidad del entretenimiento nacional y sostuvo que no solo es un tema del déficit de producciones sino de la realidad de un medio que ha encontrado en el teatro una pequeña ventana de trabajo ante tantas puertas cerradas, como expresaba su hija Daniela en el discurso ante la AN.

“La vi durar dos días sin dormir para lograr un mensaje que llegara a todos los bandos. Y ahí ella tocó ese punto del trabajo y comentó una gran verdad y es que el teatro se volvió una obligación para muchos artistas porque es nuestra única fuente de trabajo”, expresó durante el programa "En Íntimo" por Globovisión.

Señaló que es precisamente ese uno de los puntos que toca en su monologo "Simplemente Carmen Julia", donde hace referencia a la cantidad de trabajo que tuvo en su juventud y la escasez de propuestas de las actualidad. 

La primera boda televisada del país

Carmen Julia conoció al también actor Eduardo Serrano grabando La tirana cuando apenas ella tenía 15 años y de aquella relación se produjo la primera boda televisada de la pantalla venezolana. 

“Aquello fue asombroso. La gente cerró la calle alrededor de la Iglesia la Candelaria y casi destruyen el templo”.

Ese primer amor no fue eterno pero sí sincero y honesto, tanto que hoy día se conserva la amistad y admiración mutua.

“En principio no note que me había casado demasiado joven pero luego lo entendí y eso marcó la diferencia. Sin embargo, fueron siete años con una persona extraordinaria con una persona que aún hoy por hoy es mi amigo”.  

Boda pública, divorcio escandaloso

El amor de la pareja del momento no estuvo lejos del escandalo y Mirtha Pérez se vio implicada en el divorcio de los jóvenes actores. Aunque la también actriz fue la esposa de Serrano desde entonces hasta ahora, en Álvarez solo hay buenos deseos para ambos y dice haber limado las asperezas.

“Mirtha y yo hemos coincidido en muchísimos sitios, hemos trabajado y hemos hecho0 hasta chistes. De hecho, tenemos un amigo en común que decía –yo no creo que mi abuelita tenía una rabia horrible porque Carmen Julia perdió su esposo por culpa de Mirtha y ahora están ustedes aquí juntas-“. 

Daniel marcó un antes y después

Tres o cuatro años después del divorcio con Serrano el amor la volvió a llevar al altar, esa vez, de la mano del actor Daniel Alvarado, con quien estuvo 16 años y tuvo dos hijos luego de muchos intentos frustrados. En sus palabras una batalla campal que dejó los mejores milagros.

“El comienzo con Daniel fue difícil porque el se estaba divorciando y yo conocía a su esposa y a sus dos hijos. Luego nosotros llevamos una batalla muy grande para que el pudiera ver a sus hijos luego de la separación. Pero el amor triunfo”.

Señaló que su relación se fue desgastando porque ambos tenían un carácter muy fuerte y con el tiempo las ganas de lidiar con eso se fueron apagando, al punto que tal lejanía dio paso a Emma Rabbe, a un segundo divorcio y a un despecho largo.

Mi despechó fue muy largo porque me divorcie queriéndolo. Uno dice no esto no puede ser y quiere seguir intentándolo. Pero con el tiempo nuevamente todo tomó su curso cuando conocí a su segundo hijo y me di cuenta que no valía la pena estar peleados”.

La actriz afirma que ahora son una sola familia y su relación es algo mágico que no muchos entienden. 

Siempre temerosa de la muerte

A propósito de la reciente muerte del hermano mayor de sus hijos , Carlos Daniel, producto del primer matrimonio de Daniel Alvarado, la primera actriz confesó que siempre le ha temido a la muerte y que eso no es algo que se cure con los años.

“Siempre he tenido temor a la muerte, es mentira que uno se va cuando de eso con la edad”. 

No obstante, dicen los grandes sabios que es imposible morir cuando se ha dejado un legado de la magnitud del construido por Carmen Julia Álvarez, quien para muchos será una inmortal de Venezuela.