Cardenales luce en camino al ansiado quinto título

Referencial

Con cinco triunfos seguidos Cardenales cerró su participación en la ronda regular de la mejor manera y a juicio de fanáticos y pronosticadores la novena larense parece encaminada a lograr su quinto triunfo en la zafra beisbolera profesional venezolana que empieza la primera semana de 2017.Cardenales de Lara cerró su participación exitosa al lograr la victoria frente a Tigres de Aragua en duelo cumplido en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

En la tabla clasificatoria del campeonato regular, los pájaros rojos fueron el primer equipo clasificado y culminó con cinco juegos por encima de su mas cercano rival, los Caribes de Anzoátegui, a seis de ventaja sobre las Águilas zulianas y a nueve sobre Tigres, Tiburones y Bravos. Eliminados Leones y Magallanes con fuerte desilusión de sus fanáticos.

Aunque perdió el primer desafío ante los Bravos de Margarita, de ganar el campeonato, como avizoran seguidores y señalan expertos, será una interesante oportunidad para Cardenales de ir a la Serie del Caribe a disputarse en Cukiaán, México.

La ocasión es estupenda para volver a contar la historia de esta novena nacida en Carora en 1942, veintitrés años después de que en 1919 el doctor Ramón Pompilio Oropeza llevó guantes y pelotas y puso a jugar en las playas de don Juancho a Rojos y Azules, las dos primeras novenas.

Así nació una afición que inspiró a dos entusiastas jugadores, Amábilis Mendoza y Medardo Oviedo a empollar a los Cardenales de Lara, para rendir tributo al ave local que puebla los campos vecinos a la capital del Morere, inspirados en los de San Luis en las Grandes Ligas.

El pez grande se come al chico. Agobiados por los costos Mendoza y Oviedo buscaron ayuda económica de Antonio Herrera Gutiérrez quien dos años más tarde se quedó con el equipo y las ganas de llevarlo al profesional algún día.

Cardenales debutó en 1962 en la Liga Occidental que junto a la Central eran las dos ligas venezolanas, cada una con cuatro equipos.

La temporada siguiente armó un trabuco y a batazo limpio desbarató la liga y en 1964 debutó en la Liga Venezolana expandida a seis equipos con el ingreso también de los Tigres maracayeros.

Poco disfrutó Herrera las delicias del equipo: en marzo de 1969, el avión donde viajaba al norte con los peloteros Isaías “látigo” Chávez y Carlos Santeliz se estrelló en las cercanías del aeropuerto Grano de Oro de Maracaibo y todos fallecieron trágicamente.

Estoicamente Cardenales debió soportar veinticinco años de desilusiones y mamaderas de gallo –un cuarto de siglo– para ganar su primer título en la Liga Venezolana de Béisbol, cuando en el torneo 1990-1991 venció a los Leones del Caracas, a quienes ha derrotado tres veces en finales y una a Navegantes del Magallanes, con el deseo todos los años de levantar por quinta vez el trofeo y ganar la nunca lograda serie caribeña.

Al menos por los momentos Cardenales luce encaminado a lograr su quinto título en el beisbol venezolano para lo cual se reforzó con los mejores lanzadores.