Callejón con salida

Los venezolanos tenemos que madurar, comprender nuestra realidad actual y saber que solo tenemos una alternativa: pensamiento flexible ante las nuevas circunstancias pues lo único seguro es el cambio. Si no pensamos en positivo la salida que nos queda es: Maiquetía, Cúcuta o Manaos.

Hay momentos en la vida en los cuales tenemos que evaluar nuestros retos, no con los parámetros tradicionales sino en base a una visión constructiva de una nueva realidad, donde podamos visualizar nuestro espacio dentro de ella, sin descartar a nadie.

No veo mensajes racionalmente sinceros de nuestros políticos, en ninguna de las partes. En el gobierno se aprecia el tradicional libreto ya desgastado, sin embargo hay un criterio único, lo cual es inteligente como estrategia. En la oposición hay una atomización de posiciones, algunas imposibles de comprender. Si apreciamos la historia de Venezuela está más que claro que los modelos extremos jamás funcionarán, no somos suizos, noruegos, ni irlandeses.

La oposición lo que está generando es angustia para los que aspiramos a un cambio; solo insisten en escenarios irreales y sueñan con invasiones que solo están en las mentes retorcidas de muy pocos. Nadie puede resolver el destino de los venezolanos más que nosotros mismos y eso es sin atajos, es duro, pero es así.

Las sanciones a Venezuela y su aislamiento perjudica a los que aquí vivimos; no afectan a los que se han exilado y ello no tumba gobiernos, los atornilla; la muestra más clara está en el Caribe y la conocemos.

Pensar que en el medio de un caos la oposición pudiera sacar dividendos es una mera ilusión infantil. Un pueblo en miseria pierde las esperanzas, se acostumbra a lo malo y teme a lo nuevo por pensar que puede ser aún peor.

Mi esperanza está en la sociedad civil de donde tendrán que partir propuestas creíbles, sin revanchas, con planes serios que hablen de cambios en el CNE, unas elecciones futuras pautadas con presencia internacional, la apertura de una colaboración internacional -no apreciada como ayuda humanitaria-, la revisión de sanciones, la salida de los presos políticos, así como el deber de involucrarse en un diálogo renovado y constructivo, en el cual se cumplan, de parte y parte y con plenas garantías los acuerdos.


Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.