Autoridades confirman suicidio de la exestrella Aaron Hernández

Referencial

Después de una investigación, la oficina del fiscal del condado de Worcester en Massachusetts afirmó que la muerte del exjugador de los New England Patriots Aaron Hernández, se trató de un suicidiodespejando el camino para que su cerebro sea objeto de una investigación sobre las consecuencias de probables concusiones producto del juego.

Los guardias descubrieron el cadáver de Hernández, de 27 años, en su celda en el Centro Correccional Souza-Baranowski en Shirley, Massachusetts, el miércoles por la mañana, y fue declarado muerto en un hospital cercano.

El jefe médico forense Henry N. Nields llegó a la conclusión de que “la forma de muerte era el suicidio y la causa de la asfixia por ahorcamiento”, según un comunicado de prensa.

(Lea también: Muere ahorcado en su celda el exjugador NFL Aaron Hernández)

Tres notas manuscritas fueron encontradas en la celda, pero el contenido de las mismas no fue dado a conocer de inmediato, y las autoridades dijeron que no había indicios de que apuntaran a otra cosa que al suicidio.

“No hubo signos de una lucha y los investigadores determinaron que el señor Hernández estaba solo en el momento del ahorcamiento”, dijo la oficina del fiscal de distrito en el comunicado.

La determinación de la causa de muerte despejó el camino para que el cerebro de Hernández fuera donado a la Universidad de Boston, a petición de su familia, para ser usado como parte de la investigación que lleva la universidad sobre el impacto que los golpes repetidos a la cabeza pueden causar jugadores de la NFL.