Aruba cada vez más lejos para los venezolanos

Archivo

Aruba, con a penas 100 mil habitantes, recibe anualmente más de un millón de turistas, es decir, 10 veces su población. Pocos países están capacitados para mover a tanta gente, en proporción a su población.

El crecimiento de Aruba, su organización, infraestructura y el desarrollo de las ultimas décadas, fue gracias y en gran medida a Betico Croes, un visionario, que se le planto a los Holandeses. Betico siempre manifestó su especial amor por Venezuela, y nuestra historia guarda esa estrecha relación. Él y sus hijos todos son buenos amigos han seguido su legado.

El turismo Venezolano representa para Aruba casi 30 % de ese negocio, esto no es solo por la cercanía, sino también por la facilidad que “por ahora” hay para llegar, en bolívares vía área, a precios razonables.

En tiempos recientes y con el conocido “ raspau” (los cupos de Cadivi), llegaron miles de personas y en la desesperación y para sumar al “rebusque”, llevaban consigo, Ron, cigarros, Susy, torontos, etc. Los cómplices de Aruba ,que veían de esto “el negocio”, se encargaban de dar alojamiento a los aventureros y los orientaban.

Las autoridades de la Isla, ni tontas que fueran, no hacían mucho por evitar la llegada de dólares, porque sumar sí saben. Uno que otro chino fue sancionado por la jugada y listo. No se puede ocultar que el venezolano finalmente fue humillado, por ese estado de necesidad.

Dentro de las miles de personas que llegaron a la Isla para esa actividad, se “colo” algún vivo y uno que otro malhechor, entonces practicaron sus hábitos, como si estuvieran en casa. Estos temas han provocado que no nos miren en Aruba con el cariño de hace unos años, olvidándose, que gran parte de lo que son, se lo deben a Venezuela, valdría la pena recordarlo.

Los venezolanos no somos los culpables de todos los males de la Isla, y quien suscribe, por ejemplo, ha sido víctima ya en dos oportunidades de actos delictivos y seguro que no fueron venezolanos sus autores. También víctima de un acto de discriminación y xenófobo de parte de una mujer taxista, de quien confieso, recibí los mensajes de odio que jamás escuché, penosamente, es lo que hay.

El venezolano, por circunstancias que ya conocemos, está emigrando en mucha cantidad y muy corto tiempo y para una isla como la de Aruba nos convertimos en un verdadero problema.

Las autoridades caribeñas ahora contemplan la posibilidad de endurecer los controles de entrada y permanencia. Esperemos que esta medida, que es “soberana”, que perjudicará mas a ellos, no afecte a quienes tradicionalmente viajan para descansar y es el destino tradicional de sus vacaciones. Luego también veremos a República Dominicana, a Panamá, Colombia y a España en ese camino, pues poco a poco nos convertimos en “Gentuza”, por eso y muchas razones mas el plan A y B para los Venezolanos debe ser VENEZUELA….