OEA afronta el reto de acabar con probreza extrema

Agencias

América afronta el reto de acabar con la pobreza de sus comunidades afrodescendientes e indígenas, que suman el 40 % de la población del continente, dijo hoy el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, durante la reunión sobre inclusión en Asunción.

En cuanto a los afrodescendientes, Almagro señaló que son 150 millones de personas que representan aproximadamente el 30 % de la población del continente, de los cuales el 90 % viven en situación de pobreza y pobreza extrema.

"En muchos casos no gozan del acceso universal a los servicios de salud, educación, vivienda y agua potable", dijo Almagro en la inauguración del evento.

Asimismo explicó, y atendiendo a datos de Unicef, que los pueblos indígenas, aproximadamente 50 millones de personas que representan un 10 % del total de la población continental, "se enfrentan a una situación similar de exclusión y discriminación".

"A pesar de los beneficios que se han alcanzado durante la última década, no se han distribuido equitativamente ni han protegido los derechos de los pueblos indígenas", indicó el secretario general de la OEA.

En ese sentido, observó que aún existen brechas de acceso al trabajo "decente" y crecimiento económico, a la educación de calidad, al servicio de salud y a la Justicia, lo cual "separa a los hogares indígenas de los no indígenas".

Apuntó además que los Gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales tienen el "deber de mejorar las condiciones de vida de estas poblaciones vulnerables avanzando hacia su plena inclusión en derechos civiles y políticos".