¿Acaso sufres tripofobia?

El temor a las burbujas de jabón, las esponjas, los corales, los panales, la condensación de agua, las colmenas, las fresas, las granadas es parte de la tripofobia.

Incluso incluye el temor a los ojos agrupados como ocurre con los insectos (ojos individuales agrupados en un conjunto funcional u ojo compuesto como los de una libélula), etc.

Según una investigación dirigida por Stella Lourenco de la Universidad de Emory en Atlanta (EEUU), el temor a los patrones irregulares o grupos de pequeños agujeros, parece ser impulsado por el disgusto en lugar del miedo.

¿Por qué ocurre?

Los investigadores quisieron abordar los factores fisiológicos y psicológicos de esta rara fobia (que ya no es tal). Según Lourenco "este fenómeno, que probablemente tiene una base evolutiva. Puede ser más común de lo que pensamos".

(Lea también: Científicos descubren por qué siempre llegas tarde)

Tanto el miedo como la repugnancia imparten una ventaja evolutiva: el miedo nos ayuda a evitar a los depredadores, mientras que el disgusto nos aleja de comer alimentos podridos, por ejemplo. Estas emociones negativas son ciertamente compañeras psicológicas, pero también son entidades distintas.

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular descarga la aplicación Telegram, ingresa a este link https://t.me/globovision_oficial y dale clic a +Unirme. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en Venezuela y el mundo.