El 19 de agosto a las 8.24 de la noche, el Presidente de la República pidió la renuncia a todos sus ministros para “reorganizar el Estado”, en “breves horas” se concretaría así el “sacudón” anunciado por él mismo hace dos meses, el 28 de junio. Después, lo que hemos tenido es la “guerra al contrabando” y la imposición de instalar sistemas biométricos en las ventas de alimentos, como medidas de alta política para combatir la escasez