Comenzó octubre, un mes agitado por vientos electorales. En estos días en Brasil (5), Bolivia(12) y Uruguay (26) serán juzgados sus respectivos gobiernos. En los dos primeros los actuales presidentes Dilma Rousseff y Evo Morales van por la reelección y en Uruguay la gobernante coalición de izquierdas Frente Amplio recurre y confía en que el expresidentes Tabaré Vázquez nuevamente vencerá a los partidos históricos, Blanco y Colorado, como lo hizo hace 10 años

La década de los 70 comenzó con un fuerte avance de las izquierdas y del nacionalismo populista: con el Gral. Juan Velasco Alvarado y los militares “peruanistas” ; Gral. Juan José Torres con su “Gobierno Revolucionario” en Bolivia; el socialista Salvador Allende asumía el Gobierno de Chile, entre otros

Hace muchos años, ni recuerdo cuántos, circulaba un chiste algo profano sobre la gran frustración de los encargados de mercadeo y publicidad de la Coca Cola, que no pudieron lograr la exclusividad publicitaria en la iglesia y el vaticano debido a la tozudez, o seriedad, de los cardenales responsables, respetuosos de ese derecho de siempre del gremio de los panaderos

Hace seis meses se daba por hecho que en ambos actos se ratificaría la continuidad, a través del triunfo de los partidos izquierdistas PT brasileño con la reelección de la presidente Dilma Rousseff y del Frente Amplio uruguayo con la vuelta del expresidente Tabaré Vázquez, bajo cuyo liderazgo la izquierda asumió el Gobierno, por primera vez en el Uruguay, en el 2005

El duelo y consiguiente luto por la muerte del candidato presidencial Eduardo Campos irrumpe inesperadamente en el escenario electoral de Brasil y da lugar a renovados análisis, especulaciones y pronósticos , genera nuevas candidaturas y pautará, sin duda, cambios en la opinión y simpatías de los ciudadanos brasileños que el próximo 5 de octubre deberán votar por un nuevo presidente

El viento a favor que tanto favoreció a América Latina en los últimos diez años se ha transformado en turbulencias que comprometen la economía de la región. La Comisión económica para América Latina, ( CEPAL), acaba de corregir, por segunda vez, los pronósticos de crecimiento en AL para este año, el que a fines del 2013 previó en un 4,5%, luego rebajó al 2,7% y ahora reubica en un 2,2%