Notas

Milagro en Venezuela

Maduro, agonizante, casi boqueando, le pidió ayuda al Sumo Pontífice, quien parecía no haberse enterado hasta ese momento de lo que pasaba en Venezuela

Fronteras y prioridades

El derecho a la vida es primero, se dirá; antes hay que ser y es así, pero para efectivamente ser es preciso poder expresarse e informarse libremente.¿ Si no, para qué vivir?

Periodistas muertos

Es un consuelo, pero no significa que haya disminuido el numero de bárbaros animales a los que aterroriza la libertad de prensa y que los ciudadanos sepan de sus andanzas y pillajes

Brasil en la noticia

Sin necesidad de hablar de los juicios por corrupción, Petrobras y sobornadores y sobornados en la cárcel- cosa de todas las semanas,- hay quienes, por ejemplo, tienen la expectativa, y otros que lo afirman decididamente, de que habrá elecciones anticipadas ( las que estaban previstas para octubre del 2018)

Desfachatez

De todas maneras lo de Evo Morales no deja de ser maravilloso ( que tiene que ver con milagro y cosas mágicas): acaba de anunciar que se presentará a la rerrerreelección en las elecciones de 2019

Hambre, pobreza y corrupción

En estas pocas frases un colega venezolano con el que me reencontré camino a Buenos Aires me resumió la tragedia venezolana y el por qué, ya mayor, había decidido bajar al sur en busca de trabajo

El lío del Mercosur

Las razones de ese mal paso fueron expuestas y explicadas por Mujica a quien hay reconocerle – guste o no- su sinceridad, que incluso se realza frente al cinismo, la hipocresía y desfachatez de otros varios actuantes

Correa y Trump

Donald Trump mantiene a todos en vilo – que la OTAN, que los acuerdos comerciales, que los medios de prensa, que, que y que…- y Rafael Correa censura cada vez mas fuerte a los ecuatorianos

De “che” y ”vos”

El Papa Bergoglio embarulló el tema y logró darle un respiro a Maduro . Lo legítimó. Maduro agradecido. Habrá que ver que es lo que dice la historia

Aproximación al fenómeno

En EEUU como en cualquier lado los candidatos pueden prometer y decir cualquier cosa, pero llegado al Gobierno es diferente: hay que gobernar